El origen del menú diario

El origen del menú diario

Un restaurante de menú diario en Manresa debe ofrecer a buen precio los mejores platos. Este tipo de menús son la opción común para aquellos que no pueden volver a comer a sus casas. Cada restaurante ofrece un toque distintivo y comidas lo más atractivas posibles. Sin embargo, ¿cuándo surge el menú del día?

Según algunas fuentes deberías remontarte a la Edad Media para encontrar el antecedente más lejano. Algunos nobles, seguramente los más adinerados y poderosos, podían elegir qué comer en una larga lista de platos posibles, los cuales eran elaborados por sus sirvientes. Para el siglo XIX algunas casas de comidas ya ofrecían un tipo de menú de varios platos, a precio fijo y muy económico.

No obstante, todo restaurante de menú diario en Manresa debe su existencia a la necesidad de crear un menú turístico en los años 60. Por aquel entonces España aún se encontraba bajo la Dictadura y el Ministerio de Información y Turismo obligó a los restaurantes a contar siempre con un tipo de menú predeterminado.

Este debía ofrecer un primer plato de sopa o crema, un segundo de carne, pescado y huevos de guarnición; un postre, que podía ser una fruta o un café; y unos entremeses variados, así como un cuarto de vino, cerveza, agua o sangría. Además, el precio estaba fijado por la administración, el cual fue variando a lo largo de los años.

Por último, los restaurantes estaban obligados a mostrar en un lugar visible el menú y destacar los platos que más demandaran los turistas, así se lograba atraerlos de una manera un tanto tosca. Curioso, ¿no crees?

Como has podido ver, si bien los antecedentes del menú diario nos llevan a la Edad Media, no fue hasta los años 60 cuando aparece tal y como es. Desde Restaurant El Traster te invitamos a contactarnos y visitarnos.

haz clic para copiar mailmail copiado